31 agosto 2019 - 13 enero 2020. Puebla, MX

Museo Amparo

Africamericanos es un proyecto transmedia que aborda el legado y la importancia de la población afrodescendiente de América Latina y el Caribe comisariada por Claudí Carreras. La exposición se configura como un viaje visual a través de los elementos de identidad, racismo, cosmovisión e historia de los afrodescendientes mediante la obra de 70 artistas. Entrar en Africamericanos es sumergirse en un mar de 40 proyectos artísticos, desde medios audiovisuales, proyecciones, instalaciones, fotografías, testimonios e incluso libros que marcaron la investigación, así como testimonios en sus respectivos contextos.

280 Chibatadas es un trabajo mucho más personal y doloroso que crea un contraste significativo con la celebración de la diversidad de Humanae

Majo Andrade

Prensa

28 octubre 2019

Fotógrafas cierran encuentro con un conversatorio

24 octubre 2019

Retratar el dolor

10 noviembre 2019

Por la belleza de la diversidad

Sobre 280 Chibatadas

Brasil fue el último país de América Latina en abolir la esclavitud, después de haber sido el mayor importador esclavos africanos de latinoamérica desde el siglo XVI. También es uno de los países que más hace alarde de su “mezcla y diversidad racial”. Con motivo del centenario de la abolición de la esclavitud en 1988, la Universidad de São Paulo llevó a cabo una encuesta en la que el 96% de los entrevistados declaró no tener prejuicios raciales, mientras que el 99% dijo conocer a alguien que sí los tenía: “Cada brasileño se siente como una isla de democracia racial rodeada de racistas de todas partes.”

Las fotografías del álbum familiar de una niña afrodescendiente nos invitan a participar en un juego que evoca la infancia y la vida cotidiana de una persona promedio. Un tweet de 280 caracteres es suficiente para desnudar el cuadro de las maravillas brasileñas, transformando al espectador en un interrogador que se enfrenta a banalidades brutales y a una deshumanización fatal del otro, en el presente. Ya bien entrado el siglo XXI, Internet reestablece una realidad cotidiana que muestra el increíble poder de la “historia única” y el legado de sus creadores o divulgadores, al pasar a formar parte del imaginario colectivo, con su gradación de tonos y autodefiniciones. Omnipresentes, a pesar de los gestos simbólicos que pierden su significado y acaban siendo meras excusas, justificaciones. Lo aberrante se ha convertido en algo natural y aceptado.

Más Exposiciones

Suscríbete a la Newsletter

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.